Sin música, no hay vida

Pablo 22 Abril 2014 0

musica



Sin música viviríamos bajo un mundo rodeado por el silencio, nos sentiríamos solos y no habría emoción en nuestras vidas. Y es que así como se necesita del pan de cada día, también necesitamos de la música para vivir. Existe una melodía y un estilo musical para cada ser humano y miles beneficios que nos puede entregar la música.

Ya lo ha dejado claro Nietzsche con su célebre frase “Sin música, la vida sería un error” y es que hoy en día se puede observar en la cantidad de jóvenes que no salen a la calle sin sus audífonos o en aquellas personas que deciden aprender a tocar un instrumento para evitar las repercusiones del estrés. Pues desde tiempos remotos, con pensadores como Pitágoras, Platón y Aristóteles, se considera que la melodía, la armonía y el resto de la música están íntimamente relacionados.  Actualmente se reconocen dos efectos principales que tiene la música sobre una persona: sedante y estimulante. El primero es provocado por melodías con un ritmo regular como la música de relajación y funciona como un tranquilizante en la persona, mientras que el segundo funciona como una bebida energética para el cuerpo que estimula las emociones, induce a la acción y mejora el humor.

Diversos estudios aseguran que la música influye en el estado de ánimo de las personas, ayuda a mejorar las habilidades cognitivas, físicas, socioemocional y espiritual, tanto en niños como en ancianos y es utilizada para tratar patologías neurológicas y trastornos conductuales.

Entonces ¿podemos vivir sin música?