Para ser mejor líder, incrementa tu confianza

Alberto 14 Julio 2009 0

Líder

Esta entrada va dirigida hoy a aquellas personas que trabajan con equipos. 
Cuando se trata de liderazgo en nuestros trabajos, la primera fuente de auto-confianza consiste en recordar lo que has conseguido y lo que sientes que puedes hacer a partir de ahora. Considera lo que te ha permitido conseguir lo que tienes hasta la fecha. Tienes que concentrarte en las cosas positivas, en tus momentos de triunfo – aquellas oportunidades en las que brillaste, ayudándote a ti mismo y a tu equipo a conseguir un objetivo.

Tres preguntas que puedes hacerte a ti mismo/a para descubrir tu yo triunfador/a:

¿Qué haces bien? Esta pregunta abre la puerta para entrar en detalle en las habilidades que te han permitido tener éxito hasta la fecha. Concéntrate en tus talentos, en lo que haces bien.


¿Por qué deberían seguirte las personas? Considera cómo evalúas los problemas y encuentras soluciones. Fíjate en las ocasiones en las que te forzaste a ti mismo y a tu equipo a enfrentaros a una nueva tarea. Si puedes recordarlas, has dado a las personas una razón para confiar en tu habilidad de terminar las tareas.

¿Qué has hecho para conseguir la confianza de los demás? Puede que hayas arreglado un conflicto entre colegas o que hayas aceptado una tarea que nadie deseaba. Puede ser que siempre aceptes la responsabilidad, no solo por lo que va bien, sino también por lo que va mal.

La búsqueda de la fuente interior de confianza no es ni una excusa para olvidar tus debilidades ni una invitación a la arrogancia. Es más bien una identificación de las fortalezas que te hacen más auténtico. El auto-conocimiento es una característica muy importante para el liderazgo. 
Es el trabajo de un líder establecer orientación y determinar resultados; eso solo ocurre cuando los líderes sienten confianza en sí mismos/as.
Adaptado de Bloomberg. Autor: John Baldoni